© 2023 by Solana Consultores  Site powered by Zacate Consulting

Envíanos un mensaje:
  • White LinkedIn Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon

Paseo de la Reforma 2608 interior 1607

Col. Lomas Altas

CDMX, México

11950

Las Reformas del Presidente Macron

May 31, 2017

 

Economía Global N.197 

www.solanaconsultores.com

 

El recién elegido presidente de Francia busca realizar grandes reformas económicas en su país y en la Unión Europea. ¿Lo logrará? 

 

Hace tres años, Emmanuel Macron era un desconocido para el público francés. Apenas formó su partido hace un año, y anunció su candidatura a la presidencia hace 6 meses. No es de derecha ni de izquierda. Es un joven de sólo 39 años de edad. Y sin embargo, superó a sus rivales de los principales partidos en primera vuelta de las elecciones presidenciales, y en segunda vuelta logró una victoria aplastante sobre la populista Marine Le Pen, con 66% del voto. ¿Cómo lo logró? 

 

Tiene experiencia en el gobierno, pues fue ministro de economía en el gabinete del primer ministro Manuel Valls. Anteriormente había trabajado como inspector de finanzas en el ministerio de economía y después, como banquero en el importante banco de inversiones Rothschild & Cie. Fue miembro del Partido Socialista, aunque en 2015 se declaró como independiente. Pero antes de ganar las elecciones presidenciales, no había ocupado puestos de elección popular. ¿A qué se debe su sorprendente éxito? 

 

En parte, por supuesto, a que muchos en Francia se oponen al populismo de extrema derecha enarbolado por Marine Le Pen. En parte, se debe a los escándalos de alguno de sus contrincantes. Pero también, a que fueron bien recibidas sus propuestas de reforma, destinadas a fortalecer la economía nacional de Francia, promover una Europa unida, y proteger a los trabajadores de las peores consecuencias de la globalización.

 

Las propuestas de reforma a la zona euro 

 

Macron busca que haya un presupuesto común para la zona euro capaz de financiar la inversión, promover el crecimiento y estabilizar la economía de manera contracíclica. Para ello la zona euro tendría que poder reunir fondos, tal vez emitiendo instrumentos de deuda (eurobonos).n Macron propone además nombrar un ministro de finanzas para la región. Es decir, con esta reforma se crearía una unión fiscal. 

 

Macron propone además completar la unión bancaria iniciada hace tres años, con garantías compartidas para los depósitos y créditos sin barreras entre los países. La idea es fortalecer la economía de la zona euro y también, reducir las divergencias entre los países. 

 

Se trata de una propuesta sumamente difícil de lograr. Alemania de manera consistente se ha opuesto a cualquier intento de redistribuir la riqueza a costa de sus contribuyentes. Los eurobonos se ven como una forma de asumir la deuda de otros países, a lo cual la resistencia alemana alcanza proporciones gigantes. Sin embargo, hay indicios de que Macron podría salirse con la suya. 

 

Durante la primera visita de Macron a Alemana, la canciller Angela Merkel lo recibió con una cordialidad efusiva. Se mostró dispuesta a fortalecer la cooperación franco-alemana, que en tiempos pasados había sido el impulso hacia la creación y fortalecimiento de la Unión Europea. Incluso declaró que en caso necesario, aceptaría realizar cambios a los tratados europeos. 

 

Ambos mandatarios se comprometieron a poner esa cooperación al centro de su quehacer y, para ello, decidieron comenzar con una reunión ministerial conjunta en julio, en la que se abordarán cuestiones relacionadas con el desempleo, la inversión, la seguridad y la migración. Angela Merkel comentó que en cualquier inicio hay magia, aunque se apresuró a añadir que la magia persiste sólo si hay resultados. Ante el surgimiento del populismo, el distanciamiento entre Alemania y Estados Unidos y la salida del Reino Unido de la Unión Europea, seguramente la canciller alemana tiene fuertes motivos para buscar resultados. 

 

Por otro lado, es de notar que la Comisión Europea acaba de emitir un documento en el que propone reunir las deudas soberanas de la zona euro en un nuevo instrumento financiero, de manera que los inversionistas estén más dispuestos a asumir el riesgo de adquirir la deuda de los países más débiles de la región. Esta medida sustituiría a las compras de bonos soberanos que actualmente lleva a cabo el Banco Central Europeo –una forma de quantitative easing—pues tarde o temprano éstas se tendrán que suspender. 

 

Naturalmente habrá una feroz resistencia por parte de Alemania contra estos eurobonos, y los críticos señalan que el nuevo instrumento sería similar a los bonos hipotecarios que en Estados Unidos condujeron a la gran crisis financiera de 2008. Sin embargo, Macron jamás ha propuesto que se mutualice la deuda acumulada en el pasado y, de hecho, ha declarado que no desea hacer eso. Tal vez con el tiempo, y una vez pasadas las próximas elecciones en Alemania, será posible lograr algún mecanismo para emitir eurobonos. Por ejemplo, se podría exigir la disciplina fiscal como condición para que un país participe. Actualmente casi todos los países de la zona euro acatan las reglas fiscales de la Unión Europea. 

 

Las propuestas de reforma a la economía francesa 

 

A nivel nacional, Macron propone importantes medidas para sacar adelante la economía francesa. Se trata de reformas muy controversiales, que conllevan el riesgo de generar protestas violentas en contra. 

 

Macron ya lanzó una propuesta de reforma laboral, el tema más delicado y conflictivo. Para generar empleos, Macron intenta hacer que la contratación y despido de los trabajadores sea mucho más fácil, y que se transfiera la negociación colectiva sobre condiciones de trabajo y salarios que actualmente se lleva a cabo a nivel industrial, hacia negociaciones a nivel de cada empresa, estableciendo el derecho de convocar a referéndum si los sindicatos se oponen. También quiere imponer límites a las indemnizaciones por despido otorgadas por los tribunales industriales. Sostiene que los derechos colectivos corresponden cada vez menos al modelo económico actual, en que los trabajadores con frecuencia trabajan por cuenta propia. Busca que se proteja a los trabajadores y no a los empleos permanentes pues, según él, sólo así es posible incentivar la creación de empleos. Ha declarado que los grandes retos de hoy, como enfrentar las amenazas geopolíticas, el terrorismo, la economía digital y el medio ambiente, poco tienen que ver con las circunstancias en las que se formaron las corrientes ideológicas de derecha o izquierda. 

 

Macron quiere fomentar una sociedad pro-europea, abierta y tolerante, que promueva la iniciativa privada y que, a la vez, permita salir de la pobreza a las víctimas de la globalización. De todos modos, su reforma laboral resulta muy controversial. 

 

Macron propone además otras medidas que más bien parecen de derecha. Paulatinamente, a lo largo de 5 años, quiere reducir el impuesto corporativo del 33% actual hasta el promedio europeo de 25%. Busca unificar las pensiones públicas para que haya un solo sistema. Propone cortar 120,000 empleos del servicio civil. Intentará reducir el gasto público de 57% del PIB, a 52%. 

 

En ocasiones pasadas, cualquier intento de reforma laboral ha suscitado protestas masivas en las calles. ¿Macron podrá realizar reformas tan difíciles como las que se mencionan arriba? Es posible, si en las próximas elecciones parlamentarias Macron logra la mayoría para su partido, La République en Marche! (La República en marcha) y si, a la vez, logra que los trabajadores lo apoyen. 

 

Macron enfrenta grandes riesgos y retos, pero su apoyo popular va creciendo. Las últimas encuestas muestran que en las elecciones parlamentarias que se realizarán el 11 y 18 de junio, el 30% votaría por su partido en primera vuelta. De manera sorprendente, se vislumbra la posibilidad de que Macron logre la mayoría parlamentaria. 

 

Del éxito del presidente de Francia en la política nacional dependerá en buena medida el éxito de sus propuestas de reforma en la zona euro. 

 

BREVES 

  • La empresa automotriz mexicana Giant Motors, en la que Carlos Slim tiene participación de 50%, desarrolla un taxi eléctrico destinado a la Ciudad de México. Para ello se asoció con cuatro universidades y la empresa Moldex del Grupo Bimbo, que ya fabrica autos eléctricos. 

  • Grupo Lala, productor mexicano de lácteos, es hasta ahora el principal postor en la brega por adquirir Stonyfield Farm Inc., fabricante estadounidense de yogurt orgánico. 

  • Grupo Bimbo acordó adquirir 65% de la panificadora Ready Roti India Private Ltd. Esta transacción se suma a la efectuada el mes pasado por el mismo Grupo Bimbo en Marruecos, donde adquirió la panificadora Grupo Adghal. 

  • La empresa japonesa de telecomunicaciones Softbank busca fusionar su unidad de telefonía móvil en Estados Unidos, Sprint, con la rival de ésta, T-Mobile USA. 

  • Las autoridades de Estados Unidos abrieron una demanda contra la automotriz Fiat Chrysler, acusándola de usar dispositivos en los vehículos de diesel para evadir las reglas sobre las emisiones de carbono. Además, en Seattle un despacho de abogados lanzó una demanda colectiva contra General Motors por evadir las reglas en cierto tipo de camionetas (G.M. lo niega) y, en Alemania, las autoridades revisaron las oficinas de Daimler, fabricante de autos Mercedes Benz, para investigar si hay evidencia de lo mismo. 

  • Waymo y Lyft, rivales de Uber, se aliaron para desarrollar la tecnología de los autos sin conductor. Waymo es una empresa desarrolladora de vehículos autónomos propiedad de Alphabet (la controladora de Google), y Lyft provee servicios de taxi al estilo de Uber. 

  • Thermo Fisher Scientific, productora de equipo para laboratorios como los microscopios electrónicos, acordó adquirir por $5.2 mil millones de dólares la empresa Patheon, fabricante de medicamentos y sus componentes químicos. 

  • Citigroup pagará $97.4 millones de dólares a las autoridades de EUA en relación con la investigación a Banamex USA por no controlar el lavado de dinero. 

  • China National Chemical Corporation (ChemChina) está a punto de cerrar un acuerdo para adquirir Syngenta, la empresa suiza fabricante de semillas y productos químicos para la agricultura, por $43 mil millones de dólares. También gestiona una fusión con Sinochem, la empresa estatal china productora de químicos, con lo que se crearía el mayor fabricante de químicos del mundo. 

 

DESCIFRANDO 

  • Según las Perspectivas de la economía mundial publicadas en abril por el Fondo Monetario Internacional, la actividad económica global se acelera, pero no en América Latina y el Caribe. 

  • Para esta región, el FMI proyecta un crecimiento de apenas 1.1% en 2017 (medio punto porcentual menos que lo estimado en octubre), y 2.0% en 2018. 

  • Aunque la actividad mejorará entre los exportadores de commodities, éste no es el caso para México, donde las perspectivas se han debilitado. 

  • Para México el FMI proyecta un crecimiento de 1.7% en 2017 y 2.0% en 2018, lo cual significa una revisión a la baja de 1.2% acumulado en los dos años. 

    • Esto se debe a las perspectivas bajas para la inversión y el consumo por las condiciones financieras más restrictivas, así como por la incertidumbre sobre el futuro de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y México. 

    • La última encuesta del Banco de México entre especialistas en economía coincide casi exactamente con la previsión del FMI, pues prevé crecimiento de 1.7% en 2017 y 2.2% en 2018.

  • En cuanto a los exportadores de commodities de Sudamérica, con las recientes alzas en los precios de estos productos mejoran las perspectivas para Brasil y Argentina, así como para Chile y Colombia.

  • En cambio, en Venezuela se espera una contracción de 7.4% en 2017 y 4.1% adicional en 2018. También se observa una aceleración rápida de la inflación. 

 Sergio Flores Carrasco

 

Please reload